Logo

0
  • No hay productos en el carrito

¿Cómo distribuir los muebles en el living para lograr un espacio increíble?

Categoría: Decoración

Lo primero que hay que tener en cuenta es el tamaño del living. A partir de ahí, se puede empezar a pensar en la distribución. Lo ideal es realizar un dibujo en papel para materializar un poco mejor las ideas.


La distribución

Para distribuir y organizar muebles y adornos, lo mejor es pensar en el resultado final y favorecer el conjunto. La funcionalidad prima sobre todo lo demás, especialmente en departamentos pequeños en los que cada metro cuenta.

Para que el living se vea más acogedor y dinámico, lo mejor es crear distintos espacios.

En ambientes rectangulares de menos de 4 metros de ancho no hay mucho margen de acción: hay que distribuir los ambientes de forma lineal. Sin embargo, si el living es cuadrado, se puede repartir el mobiliario en pequeñas islas, que son fácilmente diferenciables con alfombras o muebles separadores.

La forma tradicional de aprovechar bien cada metro (y que el conjunto se vea armónico) es haciendo que los espacios dibujen una línea diagonal imaginaria.

Las texturas también ayudan mucho a la hora de diferenciar espacios. Ayudan a que el conjunto tenga volumen y se vea más dinámico.


El sofá

En un living los sofás son la clave, por eso, normalmente, su ubicación es la que condiciona la distribución del resto de muebles. Además de ser cómodos deberían ajustarse a la realidad del día a día. Es decir. que el sofá de un departamento compartido no suele ser igual que el de una familia numerosa, y el de una persona que tiene niños o mascotas poco tendrá que ver con el de una pareja.

Hay muchos factores que condicionan el color, la tapicería y el tamaño del sofá ideal, pero lo que es fundamental en cualquier caso es que sea un mueble integrador, que favorezca la convivencia y la conversación.

Siempre que sea posible instálalo cerca de una entrada de luz natural y pegado al muro más grande del living. Si los metros permiten para colocar más de uno, la distribución ideal depende de la forma de la pieza. Si el living es cuadrado, lo mejor es poner uno en frente de otro. En caso de tener espacio para tres, deben estar colocados en forma de U. Pero si el living es rectangular, la distribución más eficiente para los sofás es la forma de L.


Medidas a tener en cuenta

La mesa ratona debe tener al menos un metro menos de largo que el sofá y estar colocada a 40 centímetros de distancia. Con respecto a la altura, lo normal es que tenga entre 35 y 45 cms.

Otro sofá en frente, debe estar a unos 150 cms.

Las mesitas laterales se separan del brazo del sofá unos 20 cms.

Si el sofá está ubicado delante de una ventana o balcón, se deben dejar unos 80 cms de espacio para poder abrirla cómodamente.