Logo

0
  • No hay productos en el carrito

¿Cómo elegir el color para mi sofá?

Categoría: Decoración

Cuando hablamos de decoración, el sillón suele ser no sólo el centro del living sino también el centro del hogar.

Es el espacio donde la familia y amigos se reúnen a tener conversaciones que trascenderán por años en al familia. Por lo tanto tiene que tratarse de un espacio agradable, amistoso y que se sienta como un área donde todos quieren estar.

Para esto, es importante tener en cuenta la comodidad que un sofá ofrece. Aunque este aspecto es súper importante, no es el único. También el color debe tenerse en cuenta.

¿Cómo elegir el color del sofá?

Bueno, el color del sofá dependerá de los colores y estilo que tenga tu living y la decoración del mismo. Además, puedes elegir que sea el elemento que más se resalta o el que menos se resalta.

Pero esto dependerá si se trata de un sillón en un espacio que ya está armado o si te encontrás armando tu living desde cero.

Están quienes se animan al estampado y los colores fuertes, aunque otras personas prefieren que el color del sofá sea en tonos neutros y cálidos.

Es importante tener en cuenta el espacio de la sala antes de elegir el color del sofá.

Con esto nos referimos a que los colores ayudan a generar una sensación de amplitud de los espacios, o todo lo contrario.

Si tu living es un espacio pequeño, es recomendable utilizar colores cálidos como ser el color manteca, gris clarito o hasta blanco. Estos colores no restan calidez y aportan amplitud en el área.

Si te animás a un poco más podés inclinarte hasta por un rosita bebé, amarillo clarito o un verde agua. Estos colores siguen siendo claritos, ayudan con la sensación de amplitud del área en dónde se encuentra el sofá y al mismo tiempo incorporan estilo y un toque personal.

Y además podés jugar luego con distintos tonos de almohadones o alfombra en el piso para realzar el ambiente.

Por el contrario, si contás con espacios grandes, podés animarte a un poco más el color del sofá puede ser de tonos oscuros como el gris topo, colores café, azul, verde musgo, negro, rojo sangre o bordó.

De todos modos, es importante que si te decidís a que el color del sofá sea uno de estos oscuros que mencionamos, se trate de un living luminoso. Porque si la combinación es un sillón oscuro en un espacio oscuro, lo único que hacemos es alejarnos de un espacio agradable para transformarlo en un sitio en penumbras que no resulta acogedor.

Se debe tener en cuenta que si tu elección para el color del sofá es en tonos oscuros, las paredes del espacio deben ser claras para que tu sillón resalte.

Sea cual sea el caso, siempre es importante acompañar con la decoración.

Un tip adicional que te queremos dar y que combina bien sin importar el color del sofá o el estilo de tu living es incorporar plantas.

Las plantas de hojas bien verdes quedan bien en todos los sitios por lo tanto te recomendamos que acompañes la decoración con plantas de interior.