Logo

0
  • No hay productos en el carrito

Cómo pintar la pared perfecta

Categoría: Decoración


Lograr pintar la pared perfecta requiere un trabajo de preparación y conocimientos.

A diferencia de colocar pisos, pintar una habitación es una tarea factible que incluso los novatos en renovación pueden hacer en un fin de semana. Pero antes de tomar el pincel, es importante informarse y aprender lo básico.

Para pintar la pared perfecta es necesario seguir ciertos pasos:

Preparar las paredes

Antes de abrir una lata de pintura, inspecciona tus paredes en busca de grietas, agujeros o manchas.

Primer es importante mirar la pared y buscar dónde necesita reparaciones. Es necesario rellenar con enduido plástico o masilla los agujeros y rajaduras

Luego, lija ligeramente las áreas parcheadas para asegurarte de que no quedan crestas. De haber hecho mucho polvillo, cepilla las paredes para quitar bien todo el polvo y que luego la pintura quede mejor.

Antes de pintar la pared perfecta, protege tus muebles.

Una vez que tu pared esté en buen estado, usa cinta de papel para proteger los zócalos y otras áreas como las molduras, los marcos de las puertas y ventanas, las lámparas y las placas de interruptores.

A continuación, asegúrate de que todos tus objetos de valor estén fuera del camino o protegidos. Saca los muebles de la habitación, o colócalos en un lugar centralizado de la habitación, y cúbrelos con plástico o una lona. Protege los pisos con una lona. Una vez que hayas cubierto todo estarás listo para pintar la pared perfecta.

Abre la lata de pintura, revuelve con un palo largo hasta que toda la pintura tome un color uniforme y viértela en una bandeja.

Elije tus herramientas para pintar la pared perfecta.

En cuanto a las herramientas de pintura, se pueden elegir pinceles o rodillos. En definitiva, el kit de herramientas de un pintor debería incluir: papel de lija, cinta de pintor, pinceles, rodillos de pintura de distintos tamaños, alargador de rodillo de pintura, bandeja de pintura y el color de pintura que más te guste.

Empieza por arriba

Si estás pintando una habitación entera incluyendo el techo, primero se aborda el techo antes que las paredes.

Para pintar la pared perfecta, domina la técnica

Utiliza primero un pincel para pintar la parte inferior y la superior de la pared. Luego vuelve con un rodillo para rellenar el espacio de la pared entre ellas, de arriba abajo.

Deja secar la primer mano y al día siguiente puedes pasar la segunda. Dependiendo la calidad de la pintura puede que necesites pasar hasta una tercera.

Al terminar, limpia los elementos de pintura. Los pinceles se pueden lava con agua tibia y jabón blanco. La mayoría de las pinturas son a base de agua, así que se limpian fácilmente. Enjuaga hasta que toda la pintura haya desaparecido. Luego deja secar y almacena los suministros como un profesional, para que la próxima vez los puedas volver a usar.

Cuando termines de pintar, las paredes estarán húmedas. No las toques durante al menos cinco horas. Si toca un día de humedad, intenta que corra viento en el ambiente y por 24hs no toques las paredes.