Logo

0
  • No hay productos en el carrito

El color en la decoración

Categoría: Color

Una de las características del color es modificar en apariencia los espacios, creando diversos efectos visuales que hacen que veamos un ambiente más amplio o más pequeño, estrecho o ancho, alto o bajo. Todo esto es muy útil para decorar los espacios de los cuales sus dimensiones no son las deseadas.

Por otra parte, influye fuertemente en los estados de ánimo de los ocupantes de una vivienda o ambiente en especial. Puede estimular a nuestras actividades, conversación, sueño, concentración e incluso en nuestra creatividad.

La tendencia es crear ambientes acogedores y armónicos. Por eso, los colores más serenos y cálidos del círculo cromático como el blanco roto, el beige o el arena están de moda. Pero no serán los únicos.

En esa misma línea de buscar el bienestar emocional, hay especial predilección por los tonos tierra, así como por la gama de los azules y los verdes, colores que conectan con la naturaleza.


BLANCO

Sereno, elegante, luminoso? El blanco lo tiene todo, ya que pocos como él contribuyen a crear esa atmósfera relajada, natural y confortable buscada en todo hogar. Pero no todos los blancos son iguales: lo ideal es elegir tonos con matices amarillos, beige o marrones que aporten calidez.


BEIGE CLARO

Este tono es ideal para sumarse a la tendencia del minimalismo cálido. Aporta calma, es natural y muy versátil, ya que encaja en todos los espacios de la casa y es muy fácil de combinar con otros colores y materiales. Queda genial con blanco, pero también con tonos contrastados, como grises o verdes oscuros.


TONOS TIERRA

Esta gama cromática va mucho más allá del beige y el crema. También los verdes, marrones y mostaza son tonos tierra y ayudan a lograr un look natural en cualquier ambiente.


VERDE

Pasando por tonalidades musgo, bosque o helecho, lima y manzana. El verde, quizás por simbolizar la esperanza, el optimismo, la armonía y el progreso, además de la naturaleza, es uno de los colores que tiene mayor protagonismo. Existe una enorme variedad de muebles y complementos en distintas tonalidades de verde.


AZUL

El azul es uno de los colores más utilizados en la decoración de interiores. En las paredes, se llevan los tonos suaves y apagados como el Aire Fresco o los azules grisáceos, perfectos para lograr atmósferas serenas.

Si las paredes del ambiente son blancas, se puede sumar el azul a través de los muebles y complementos. Jugar con tonalidades oscuras, como el azul marino, el navy o el índigo, crea un ambiente con fuerza y elegancia.


NARANJA

El naranja, un color vibrante, alegre, juvenil que pondrá una dosis de energía y entusiasmo en cualquier ambiente. Se puede comenzar con pequeñas pinceladas en almohadones, mantas o adornos.